• Prepa Ibero Mérida

Aprender jugando: María Montessori

Actualizado: 16 may

Uno de los biógrafos de María Montessori cuenta un episodio que se volvería fundamental para su propuesta pedagógica: en una de sus jornadas trabajando como médica en un hospital psiquiátrico, vio a unos niños jugando con unas migajas de pan.


Aquellos chiquillos era calificados por el personal médico de aquel sitio como locos y deficientes. "No pierda el tiempo con ellos, doctora", le dijeron probablemente.


Sin embargo, Montessori vio en ellos un inmenso potencial que sólo podía aprovecharse de una manera: aprender jugando.


Tras trabajar María con ellos por un tiempo, los infantes fueron capaces de leer, escribir y sumar. Quienes los evaluaron no lo creían. Aquellos "locos" y "deficientes" sacaban mejores calificaciones que los niños y niñas promedio.


María Montessori, destacada feminista y psiquiatra.

Aquel logro, de acuerdo María Cecilia Cavallone, corrió como reguero de pólvora. La aportación de Montessori calaría hondo en el mundo de la pedagogía, puesto que demostraba que a través del juego también se podía aprender.


Pero, Montessori, italiana mujer de hazañas, no se conformaría con esto. Ya años atrás había demostrado un talento y disciplina excepcional, tras ser la primera mujer en titularse de medicina en Italia, allá por 1896.


Así, no conforme con aquella victoria educativa, fundó la Casa del Bambini o la Casa de los Niños, una escuela ubicada en uno de los barrios más pobres de Roma.


Allí continuó desarrollando el llamado método Montessori, el cual proponía llevar a cabo juegos y actividades lúdicas que permitieran el aprendizaje.


De hecho, Cavallone, redactora del libro "María Montessori, la maestra que enseñaba con el juego", narra cómo una de las estudiantes de María demostró conocimiento del alfabeto a un inspector ofreciéndole galletas en forma de letras que la propia niña había hecho.

María Montessori dedicó toda su vida a los niños y niñas, incluso a costa de su propio hijo, a quien no pudo atender de tiempo completo. Fuente de la imagen: ethic.es

Notable feminista, filósofa profunda e incasable educadora, sólo la muerte pudo frenar su profundo amor por la niñez y pedagogía.


Fallece en 1952 –narra Cavallone– con un atlas entre las manos: se alistaba para viajar a Ghana, en el continente africano, donde ayudaría a profesores.


Sin embargo, nadie podría olvidar su legado, algo que se demuestra con las más de 22 mil escuelas Montessori que hay alrededor de todo el mundo.


Fuente de la información


Cavallone, M (2019). María Montessori, la maestra que enseñaba a través del juego. Editorial Salvat: España.







6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Mantente conectado

Ponerse en contacto

Calle 17 TC, 13085 entre calle 8 y 10
Santa Rita Cholul, Mid. Yuc. C.P. 97305

Tel: 999 371 0049

info@prepaiberomerida.edu.mx