top of page
  • Foto del escritorPrepa Ibero Mérida

La importancia de reducir el consumo de productos de origen animal para ayudar al planeta

Por: Daniela Morales Guarque


En este artículo, realizado en el marco de la clase de Lenguaje y Literatura III, la autora, estudiante de segundo de prepa, llama a dosificar masivamente el consumo de carne y pescado, sin que esto implique dejar de consumirlo por completo. Conozcamos sus razones.


Es bien sabido que la sociedad actual consume muchos productos de origen animal, tanto en el ámbito alimenticio como en otros aspectos.


Sin embargo, es imperativo que reduzcamos nuestro consumo de otras especies, ya que la crisis climática actual está estrechamente relacionada con prácticas como nuestra dieta y lo que consumimos en el día a día.

Uno de los principales problemas derivados del consumo de productos de origen animal es la producción de gases de efecto invernadero como el metano. Esto es una gran problemática, ya que, según National Geographic, el gas metano es de los principales materiales que retienen el calor dentro de la atmósfera y la mayoría de estos gases son generados por la crianza del ganado.

Relacionado con lo anterior, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos estima que alrededor del 25 por ciento de las emisiones de metano de dicho país proviene de las vacas.


De esta forma, si se redujera el consumo en alimentos como carne de res, lácteos y otros productos, podría reducirse hasta casi un cuarto del gas metano generado en Estados Unidos, una de las grandes potencias mundiales de la actualidad.


Las vacas generan una importancia cantidad de gas metano que colabora al aumento de la temperatura del planeta. Otros formas de consumo alimenticio que no implique carne podrían disminuir este problema, aunque traería otros como la pérdida de fuentes de empleos. Fuente de la imagen: National Geographic

Otra consecuencia de tener una alimentación altamente compuesta de productos animales, en este caso de especies marinas, es el impacto que estamos causando en las redes tróficas de los ecosistemas.

Lo que sucede aquí es que, como señala National Geographic España, un estudio llamado SeafoodPrint indica que se está viendo una crisis en la industria pesquera alrededor del mundo debido a la sobreexplotación de las especies marinas para su consumo.

Dicho estudio también menciona que el atún es de los principales depredadores que se encargan de regular la población de otras especies para que exista un balance en las redes tróficas.


No obstante, debido a la crisis pesquera mencionada con antelación, esta especie es de las más consumidas a nivel global y, por consiguiente, se está pescando excesivamente, al grado en que llega a escasear, provocando un desajuste en las redes tróficas de todo el planeta.



La sobreexplotación pesquera es otro grave problema. En la imagen, pescadores observan ejemplares de atún rojo. Fuente dela imagen: Atresmedia


Parte de esta escasez de atún está en que, al pescar de manera desmesurada en zonas predestinadas para esta actividad, los ejemplares se acaban, y debido a la velocidad y cantidad con la que se consume el atún, el espécimen no logra reproducirse. Es entonces cuando se tiene que pescar en lo que SeafoodPrint llama como “alta mar”, refiriéndose a zonas del océano mucho más adentradas en donde pescar no está permitido por lo general.

El estudio ya señalado menciona que en los años cincuenta, el volumen de capturas en alta mar era de uno punto seis millones de toneladas de pescado, nivel que se ha multiplicado por diez en los últimos años, llegando a trece millones de toneladas aproximadamente.


Si bien es cierto que nuestro cuerpo necesita obtener proteínas que por sí solo no puede producir, está comprobado que no es necesario alimentarse de productos provenientes de animales, ya que estos pueden ser reemplazados en la dieta con suplementos alimenticios. Como ejemplo, existen muchas personas veganas y vegetarianas que han logrado llevar una vida sana a base de productos no provenientes de animales.

Además, agregando al punto anterior, la idea no es dejar de comer carne y otros productos de origen animal por completo, sino limitar su consumo a una cantidad suficiente y necesaria para lograr un equilibrio que sea sano, tanto para el cuerpo humano como para las otras especies y el planeta Tierra.


Debemos llegar a estrategias conjuntamente a nivel personal, pero sobre todo a nivel sistemático para cuidar tanto nuestra salud como el bienestar de otras especies y de esa forma, poder lograr un balance en el que la crisis climática se pueda ir frenando hasta alcanzar un balance en el que el planeta sea un lugar más habitable para todos los seres vivos.


Si bien el cambio no podrá ser inmediato, si ponemos nuestro granito de arena y adoptamos prácticas más saludables en nuestro día a día, le podemos poner un fin a la crisis ambiental y a la extinción de especies. Al fin y al cabo, es nuestra responsabilidad como seres humanos revertir estos daños, ya que somos los responsables de la crisis climática.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


Mantente conectado

Ponerse en contacto

Calle 17 TC, 13085 entre calle 8 y 10
Santa Rita Cholul, Mid. Yuc. C.P. 97305

Tel: 999 371 0049

info@prepaiberomerida.edu.mx

bottom of page